(LA HIPERTENSIÓN PULMONAR)

TRATAMIENTO

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO MÉDICO DE LA HIPERTENSIÓN PULMONAR?

Un diagnóstico apropiado y un análisis del problema de cada paciente son necesarios antes de comenzar cualquier tratamiento, ya que existen fármacos y procedimientos quirúrgicos disponibles para tratar algunos de los subtipos de HP.

El tratamiento varía según el paciente y dependiendo de las causas de la hipertensión pulmonar pero suele incluir tomar medicamentos; hacer cambios en el estilo de vida y en la dieta; cirugía, sólo si es necesaria; y constantes visitas al médico tratante. Cada día hay más avances científicos e investigaciones que permiten nuevas alternativas de tratamiento, por eso, la esperanza de vida para un paciente con HP es cada vez mayor.

En nuestra opinión, los tratamientos para la hipertensión pulmonar podrían clasificarse de la siguiente manera:

  • Medicamentos.
  • Terapia convencional.
  • Terapia especializada.
  • Terapia quirúrgica.
MEDICAMENTOS

Hay muchos tipos de medicamentos disponibles para tratar la hipertensión pulmonar. La elección del tratamiento, depende de la severidad de la HP, la probabilidad de progresión y la tolerancia del individuo a los medicamentos.

Si un paciente no tiene HP severa los médicos generalmente inician el manejo tratando de disminuir los niveles de presión pulmonar con terapia convencional.

TERAPIA CONVENCIONAL

Los pacientes pueden ser tratados progresivamente con distintas terapias como:

  • Bloqueadores de canales de calcio o calcio antagonistas (como Norvasc, Procardia, Aldalat, etc.): vienen en forma de pastillas, son fáciles de administrar y son más económicos que los tratamientos alternativos. Desafortunadamente, pocos pacientes responden a este tratamiento.
  • Agentes inotrópicos (como digoxino): mejoran la capacidad de bombeo del corazón.
  • Anticoagulantes (como la warfarina sódica): disminuyen la capacidad de coagulación y mejora el flujo de la sangre por los vasos sanguíneos. Implica un monitoreo constante con exámenes de laboratorio para verificar el nivel del anticoagulante en sangre y evitar las complicaciones de un posible sangrado espontáneo.
  • Diuréticos (como la furosamida – Lasix® y spironolactona – Aldactone®): remueven el líquido sobrante de los tejidos y del torrente sanguíneo para reducir el edema y facilitar la respiración.
  • Oxigeno: esta terapia es usada para remplazar los niveles bajos de oxígeno en la sangre del paciente.
  • Potasio (como K-dur®): reemplazan el potasio que se pierde debido al aumento de la micción cuando se toman los diuréticos.

Si el paciente no responde bien a los tratamientos convencionales, el médico puede considerar otras formas de tratamiento más especializadas.

TERAPIAS ESPECIALIZADAS

Terapias Especializadas:

Según las más recientes actualizaciones de la PHAssociation, los pacientes con hipertensión pulmonar pueden ser tratados progresivamente con distintas terapias como:

Tratamientos orales

Antagonista selectivo del receptor de IP de la prostaciclina

  • Selexipag (Uptravi®)

Antagonistas de los receptores de endotelina:

  • Ambrisentan (Letairis®)
  • Bosentan (Tracleer®)
  • Macitentan (Opsumit®)

Inhibidores de la fosfodiesterasa-5:

  • Sildenafil (Revatio™)
  • Sildenafil (Revatio™) para uso pediátrico
  • Tadalafil (Adcirca®)

Análogos de la prostaciclina

  • Oral Treprostinil (Orenitram®)

Estimulador de la Guanilato ciclasa soluble

  • Riociguat (Adempas®)

Tratamientos inhalados

Estos tratamientos usan la inhalación de prostaciclinas para aliviar falta de aire.

  • Iloprost (Ventavis®)
  • Inhaled Treprostinil (Tyvaso™)

Tratamientos intravenosos

Estos tratamientos abren o dilatan los vasos sanguíneos y ayudan a aliviar los síntomas de hipertensión pulmonar, incluyendo dolor en el pecho y dificultad para respirar.

  • Treprostinil Intravenoso (Remodulin®)
  • Epoprostenol (Flolan®)
  • El epoprostenol a temperatura ambiental estable (Veletri®)

Tratamientos subcutáneos

Estos tratamientos se administran a través de una bomba de infusión portátil y sirven para abrir o dilatar los vasos sanguíneos y aliviar los síntomas de hipertensión pulmonar.

  • Treprostinil subcutáneo (Remodulin®)
TERAPIAS QUIRÚRGICAS

Septostomia interatrial paliativa (SA)

Forma parte del algoritmo terapéutico de la hipertensión arterial pulmonar según las últimas guías de práctica clínica. Está indicada en pacientes en clase funcional III-IV con insuficiencia cardíaca derecha (ICD) refractaria a tratamiento médico y/o síncopes de esfuerzo, como puente al trasplante o si el tratamiento médico no está disponible.

Tromboendarterectomía pulmonar (TP)

Cuando hay un coágulo en la arteria pulmonar, se puede eliminar quirúrgicamente para mejorar el flujo sanguíneo y la función pulmonar. Esta intervención constituye el tratamiento potencialmente curativo de la HPTEC.

Trasplante de pulmón

Se indica ante la hipertensión pulmonar avanzada que no responde a medicamentos. El lado derecho del corazón regresará a su estado normal después de que se haya realizado el trasplante de pulmón.

Trasplante de corazón/pulmón

Este tipo de trasplante es raro pero necesario para los pacientes que tienen fallo pulmonar y cardiaco combinado.

Terapia con células madre

De acuerdo a la declaración realizada por el Comité Científico de la PHAssociation y también avalada por el Comité Ejecutivo y Pulmonar y la Asamblea de circulación de la Sociedad Torácica Americana (ATS), el uso de células madres en el tratamiento de la hipertensión pulmonar no se ha estudiado adecuadamente y tampoco su eficacia ni la seguridad. En este momento, el Scientific Leadership Council (SLC) de la PHAssociation recomienda la terapia de células madre sólo como parte de un ensayo clínico controlado sobre pacientes cuidadosamente seleccionados.

IMPORTANTE

La SLHP recomienda a los pacientes discutir la terapia de células madre (y cualquier terapia nueva) con su especialista en hipertensión pulmonar.

Contacto

Si tienes alguna duda o requerimiento, escríbenos.

¿No se lee? Cambiar texto.