La historia de un hombre que nació con dextrocardia y lucha por sobrevivir

A los 18 años, a Juan Villegas le diagnosticaron dextrocardia, una condición que pocos en el mundo padecen y conocen. Se trata una enfermedad en la que el corazón no está en el lado correcto del tórax, sino en el lado derecho. Sin embargo, por algunos años esta afección no le representó complicación alguna.

Juan creció con el sueño de vivir en Estados Unidos y en mayo de 1987 finalmente pudo viajar y emplearse en el país norteamericano como carpintero. Allá trabajó durante algunos años y, mas tarde, conoció a Lina Zuleta, su esposa.

En el año 2010 a Juan le implantaron su primer marcapasos, ya que empezó a presentar fallas cardíacas.

«En ese momento, por ser tan joven (45 años), le negaron el ser deshabilitado laboralmente tres veces. Pero, después de apelar e ir a la corte lo logró, pues los médicos evaluaron su caso y decidieron que efectivamente no podría trabajar más», dijo a EL TIEMPO Lina, esposa de Juan.

Así se mantuvo Juan varios años hasta que, a principios de 2015, le cambiaron el primer marcapasos y le implantaron uno con desfibrilador. Hicieron el cambio porque el tiempo de durabilidad del que tenía estaba al límite y su corazón necesitaba ayuda extra para funcionar

Con el tiempo el corazón de Juan se fue debilitando cada vez más y los médicos aseguraron que no soportaría un tercer marcapasos. Sumado a ello, ya estaba pasando por otro tipo de complicaciones como diabetes, gota, glaucoma, hipertensión arterial e hipertensión pulmonar, entre otras más, por lo que estaba tomando un sinnúmero de medicamentos para el manejo de estas fallas, su corazón y demás órganos de su cuerpo que cada vez respondían menos a las medicaciones. 

Así, a la familia le avisaron finalmente hace año y medio que debían trasplantarle a Juan el corazón, pero además los pulmones, que también se encontraban fuertemente afectados.

«Del trasplante nos explicaron que sería una operación sumamente complicada dada la dextrocardia de Juan. Él tenía transposición de los grandes vasos sanguíneos, (estos estaban conectados al revés y funcionaban al revés), causándole una gravísima hipertensión pulmonar y reduciendo así las opciones de procedimientos», añadió Lina.

Así, el 17 de marzo pasado, en una operación que duró casi diez horas, a Juan le pusieron un corazón y dos pulmones nuevos. «Cuando salió de la operación, lo primero que le dije, aunque seguía dormido, fue: ‘Mi vida lo lograste, gracias a Dios todo salió muy bien. Pero estaba tan lleno de aparatos que me daba hasta temor tocarlo'».

«Si bien Juan salió bien de la operación —explicó Lina —, ha tenido varias recaídas y los médicos aseguran que el primer año es crucial para que el cuerpo se adapte y no rechace los órganos nuevos. Ha bajado mucho de peso y en algún momento su estómago estuvo paralizado y no quería funcionar. Ha sido todo un calvario».

Según Lina, esta es la segunda vez en la historia del hospital Mayo de Jacksonville que se realiza una operación de ese tipo, que es algo muy raro.

Para conocer más de esta historia ingresa a:
https://www.eltiempo.com/mundo/eeuu-y-canada/el-hombre-que-nacio-con-el-corazon-en-el-lado-derecho-del-cuerpo-361252  


Fuente: EL TIEMPO

Deja un comentario