Función ventricular derecha determina la supervivencia en pacientes con hipertensión pulmonar

La función ventricular derecha del corazón es el principal factor determinante de supervivencia en pacientes con hipertensión arterial pulmonar (HAP) que reciben tratamientos específicos, sugiere el estudio llamado “Predictores de resultados deficientes en pacientes con hipertensión arterial pulmonar: un estudio de un solo centro” que se publicó en la revista PLoS ONE.

A pesar del desarrollo de tratamientos médicos específicos para la hipertensión pulmonar, el pronóstico de la enfermedad sigue siendo un desafío. En este estudio, los investigadores analizaron los factores de pronóstico de un resultado deficiente en un grupo de pacientes con HAP de un solo centro en Polonia. Los 47 pacientes, que incluían 30 mujeres con una edad media de 39 años, estaban recibiendo medicamentos específicos para la hipertensión pulmonar.

Este estudio también evaluó si la prueba de alternancia de ondas T de MT (un método no invasivo para identificar pacientes con mayor riesgo de paro cardíaco y muerte cardíaca súbita por arritmia ventricular) proporciona nuevos datos valiosos para la evaluación de riesgos en la hipertensión pulmonar.

Todos los pacientes con hipertensión pulmonar que participaron en el estudio se sometieron a evaluaciones clínicas, mediciones de laboratorio, electrocardiogramas, ecocardiografías, la prueba de caminata de 6 minutos para la capacidad de ejercicio, una evaluación de ejercicio cardiopulmonar y el monitoreo de Holter las 24 horas para estudiar la actividad cardíaca en las visitas de rutina. El período medio de seguimiento fue 2,6 años.

Ocho pacientes murieron durante el seguimiento

Estos pacientes tenían una concentración de péptido natriurético cerebral (BNP), una hormona liberada por las células en el músculo cardíaco, y un marcador de insuficiencia cardíaca, de 330 pg/ml o superior. Sus niveles de bilirrubina, una sustancia generada a partir de la descomposición de los glóbulos rojos y cuyos niveles pueden indicar un deterioro de la función hepática, fueron iguales o superiores a 1,2 mg/dL; y área auricular derecha, que refleja la función del ventrículo derecho del corazón, de 21 cm2 o más.

También tenían una dimensión del ventrículo derecho superior a 47 mm según lo determinado por ecocardiografía, y una relación de diámetro diastólico del ventrículo derecho a izquierdo, que identifica a los pacientes en riesgo de insuficiencia cardíaca, de 1,5 mm o más.

El análisis posterior reveló que los niveles más altos de BNP y bilirrubina, el área auricular derecha más alta y la excursión sistólica del plano anular tricúspide inferior (TAPSE, una medida de la función ventricular derecha) fueron todos predictores independientes de mortalidad en pacientes con hipertensión pulmonar.

“La peor función del ventrículo derecho, como lo evidencian una TAPSE más baja, un nivel más alto de BNP y una aurícula derecha agrandada, se asoció con un mayor riesgo de mortalidad”, escribieron los investigadores.

Sin embargo, los autores advirtieron que la importancia de los parámetros individuales para el pronóstico de hipertensión pulmonar será diferente dependiendo de si el paciente acaba de comenzar un tratamiento especializado o si ya está bajo un régimen terapéutico combinado.

Cabe destacar que ningún paciente con un resultado negativo en la prueba MTWA murió durante el seguimiento, lo que puede indicar que los resultados MTWA negativos reflejan mejores resultados, según la hipótesis del equipo. No obstante, este hallazgo requiere confirmación en una población mayor de pacientes con hipertensión pulmonar.

Con información de Pulmonary Hypertension News

Deja un comentario