Estudio revela que los bajos niveles de una enzima producen depósitos de calcio en pacientes con hipertensión pulmonar

Según los resultados del estudio en animales llamado “la deficiencia de Granzyme B promueve la diferenciación osteoblástica y la calcificación de las células del músculo liso vascular en la hipertensión pulmonar hipóxica”, publicado en la revista Cell Death & Disease, la deficiencia de esta enzima conduce a depósitos de calcio en los vasos sanguíneos pulmonares, lo que contribuye a los defectos encontrados en la hipertensión pulmonar (HAP).

La HAP hipóxica se caracteriza por bajos niveles de oxígeno y presión arterial alta; causada por cambios en los vasos sanguíneos de los pulmones como los producidos por la acumulación de calcio (o calcificación) que se ha notado en 13% de los pacientes con hipertensión pulmonar. Estos depósitos de calcio aumentan la rigidez del vaso sanguíneo y, en consecuencia, la presión arterial.

Después de inducir la hipertensión pulmonar en dos modelos de rata, uno con la enfermedad inducida por hipoxia crónica y otro por el tratamiento con monocrotalina, observaron que ambos tenían más y mayores depósitos de calcio en sus vasos sanguíneos. Luego, los investigadores usaron una serie de diferentes inhibidores químicos y descubrieron que los canales de calcio manipulados eran la principal fuente de los depósitos de calcio bajo hipoxia.

La inhibición de estos canales de calcio disminuyó significativamente la calcificación de las células del músculo liso arterial pulmonar, las células contráctiles en la capa media de la pared del vaso sanguíneo.

Los investigadores también descubrieron que la deficiencia de una enzima llamada granzima B, comúnmente liberada por las células inmunes citotóxicas para matar células tumorales o infectadas por virus, es un regulador clave de la calcificación arterial pulmonar.

Las muestras de pulmón de ratas hipóxicas crónicas mostraron bajos niveles de granzima B y el aumento de la expresión de esta enzima in vitro en las células del músculo liso arterial pulmonar en condiciones de bajo oxígeno disminuyó la calcificación. Según los investigadores, este efecto fue mediado por la acción de la enzima en los canales de calcio de las células.

La confirmación de los resultados in vitro, el aumento de la expresión de la granzima B en ratones expuestos a bajos niveles de oxígeno durante 3 semanas -un modelo de hipoxia crónica-, condujo a una disminución en la calcificación vascular y en la progresión de la hipertensión pulmonar hipóxica.

Estos hallazgos sugieren que la granzima B juega un papel clave en la protección de los vasos de la calcificación y es un objetivo potencial para el tratamiento de la hipertensión pulmonar.

Traducción del artículo publicado por Pulmonary Hypertension News

Deja un comentario