El ejercicio supervisado tiene una gran variedad de beneficios para los pacientes con hipertensión pulmonar

El ejercicio tiene una amplia gama de beneficios para los pacientes con hipertensión pulmonar (HAP), ya que mejora la capacidad física y la calidad de vida, entre otras ventajas, según el estudio, “Entrenamiento y rehabilitación en la hipertensión pulmonar”, que se publicó en la revista Heart Failure Clinics.

Sin embargo, los investigadores hacen hincapié en que los pacientes con hipertensión pulmonar solo deben ejercitarse bajo la guía de especialistas en HAP y en rehabilitación.

Un número creciente de estudios ha argumentado que el ejercicio regular es beneficioso para los pacientes con hipertensión pulmonar. Muchos ensayos sugieren que el ejercicio reduce los síntomas de la enfermedad, mejora las capacidades físicas de los pacientes y tiene un efecto positivo en su calidad de vida.

Con base en los resultados positivos de varios ensayos, tanto la Sociedad Europea de Cardiología como la Sociedad Europea de Respiración recomiendan el ejercicio supervisado y la rehabilitación respiratoria como un agregado a la medicación para pacientes con HAP.

Los pacientes con hipertensión pulmonar deben ser extremadamente cuidadosos y consultar con sus médicos para encontrar un programa de entrenamiento sensato y seguro, ya que un exceso de esfuerzo físico puede provocar agotamiento, insuficiencia cardíaca derecha o incluso muerte súbita cardíaca.

En esta revisión, los investigadores resumen los resultados de varios ensayos clínicos que evalúan el impacto clínico del ejercicio y los diferentes enfoques de entrenamiento en la HAP, y analizan los mecanismos potenciales detrás de los beneficios del ejercicio y las preguntas de investigación futuras.

En el primer ensayo aleatorizado y controlado, el programa de entrenamiento mejoró la capacidad física de los pacientes con hipertensión pulmonar, medida usando la distancia de caminata de 6 minutos (6MWD). Aquellos que ejercitaban podían caminar distancias más largas, una media de 96 metros más, después de 15 semanas de entrenamiento, en comparación con el grupo de control.

El ejercicio también mejoró las puntuaciones de calidad de vida, la carga de trabajo y el consumo máximo de oxígeno, la tasa máxima de consumo de oxígeno medida durante el ejercicio cada vez más intenso. Estos resultados fueron respaldados por un ensayo de Fase 2 (NCT00678821), que muestra una mejora de 14% en el 6MWD en el grupo que realiza el entrenamiento físico.

Otros ensayos clínicos y estudios observacionales indican beneficios similares, así como también muestran que los pacientes con hipertensión pulmonar en las condiciones físicas más pobres son los que tienen más probabilidades de beneficiarse del ejercicio.

Otros estudios mostraron una mejora en el nivel general de actividad, la eficiencia respiratoria y el pulso máximo de oxígeno: el consumo de oxígeno por latido cardíaco durante el ejercicio.

La fuerza de los músculos de las extremidades y los músculos de la respiración, que generalmente se debilitan en los pacientes con HAP, también parece mejorar después del ejercicio regular. Un programa de entrenamiento muscular de ciclismo y cuádriceps (muslo) de 12 semanas aumentó la fuerza muscular en un 13% y la resistencia en un 34% en pacientes con hipertensión arterial pulmonar idiopática.

Un pequeño estudio donde los pacientes recibieron entrenamiento en el hospital mostró que el ejercicio mejoró la fuerza de los músculos respiratorios de los pacientes; y un análisis conjunto de varios estudios refuerza la evidencia del impacto positivo del ejercicio en la función muscular de los pacientes.

Los resultados preliminares también indican que el ejercicio mejora las medidas del flujo sanguíneo (hemodinámica). Un estudio informa que después de 15 semanas, la resistencia vascular pulmonar media y el índice cardíaco mejoraron hasta 15 a 20% con el ejercicio.

Los beneficios físicos del ejercicio también parecen traer cambios positivos en la calidad de vida de los pacientes con hipertensión pulmonar. Un análisis conjunto encontró que el ejercicio conduce a mejoras significativas en el funcionamiento físico, el desempeño del rol físico, la salud general, el funcionamiento social y el desempeño emocional del rol.

Aunque ningún ensayo ha abordado específicamente los efectos del ejercicio sobre la supervivencia y la progresión del paciente con HAP, muchos estudios relacionados sugieren una buena tasa de supervivencia, entre 80 y 100%, para los pacientes que se ejercitan durante un período de seguimiento de hasta 3 años.

En general, se observó que el ejercicio beneficia la capacidad física, la calidad de vida, la hemodinámica y posiblemente la progresión de la enfermedad y la supervivencia en pacientes con hipertensión pulmonar. Esto también puede implicar una reducción en los costos de atención médica para estos pacientes.

A pesar de eso, “sigue habiendo una falta de conocimiento sobre la mejor metodología, los efectos en el corazón derecho… y los mecanismos subyacentes del entrenamiento físico en pacientes con HAP”, escribieron los investigadores.

La mayoría de los programas de entrenamiento probados incluyen bicicleta estacionaria o ejercicios en cinta rodante en combinación con mayor resistencia o entrenamiento de fuerza.

Pero debido a los altos riesgos de la actividad física para pacientes con hipertensión pulmonar, las pautas actuales recomiendan que el ejercicio solo se realice “en centros especializados que incluyen tanto especialistas en HAP como especialistas en rehabilitación con experiencia en entrenamiento de ejercicio de pacientes severamente comprometidos”, según los autores, quienes agregas que “el entorno hospitalario es compatible con la mayoría de los datos y ofrece varias ventajas”.

Los posibles mecanismos subyacentes de los efectos del ejercicio incluyen la mayor eficiencia del uso de oxígeno por los músculos, lo que aumenta su fuerza; mejoras en el flujo sanguíneo pulmonar; y una reducción en la inflamación.

Sin embargo, los investigadores concluyen que “se necesitan ensayos controlados aleatorios más grandes, multicéntricos para confirmar y ampliar el conocimiento sobre la rehabilitación en pacientes con HAP”.

Traducción de Pulmonary Hypertension News

Deja un comentario