Colombia: madre pide a EPS que autorice exámenes vitales para su hijo

Eliana Barraza Martínez es madre de dos menores y desde octubre de 2016 se mudó a Bucaramanga debido a que su hijo de 8 años fue trasladado a la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV) por una falla cardiaca que pone en riesgo su vida.

En abril del año pasado el niño recibió un trasplante de corazón que mejoró su condición médica pero desde noviembre, Coomeva EPS no le autoriza los exámenes que requiere, entre los que se cuenta una biopsia que permitiría saber si el menor está haciendo rechazo al nuevo órgano.

Sumado a las demoras en la autorización de los controles del niño, Coomeva no tiene convenio con la Fundación Cardiovascular de Colombia por lo cual, para que Yeison pueda ser atendido, la EPS debe le debe hacer un pago anticipado a la entidad médica.

“Yo voy todos los días para que me autoricen y me dicen que les falta la cotización de la FCV. Ya les llevé todos los papeles y siempre me dicen que falta algo nuevo. Yo les pido que dejen de dilatar el proceso, nunca me atienden, me ponen ‘trabas’ y mi hijo necesita cumplir con sus controles”, relató Eliana.

La condición de Yeison

El pequeño nació el 3 de septiembre 2009 y 5 meses después, una serie de problemas respiratorios obligaron a su madre a acudir a la sala de emergencias de un hospital. Los médicos determinaron que el niño sufría de cardiopatía dilatada, hipertensión pulmonar primaria y falla cardiaca, enfermedades que han limitado su desarrollo normal y le provocaron tres paros cardio-respiratorios.

Desde su diagnóstico, Yeison recibió medicamentos que ayudaban a su organismo a trabajar de manera correcta, pero al cumplir los 4 años de edad, la función de su corazón había disminuido significativamente, por lo cual el médico indicó que debía recibir un trasplante. Sin embargo, no podía entrar en la lista de pacientes en espera por aquel órgano.

Preocupada por la salud de su hijo y siguiendo las recomendaciones del médico tratante, Eliana Barraza Martínez se trasladó a Medellín donde el pequeño empezó un tratamiento hasta cumplir los 7 años. Yeison tuvo una crisis que hizo que su estado de salud empeorara luego de que le ordenaran hacerle un cateterismo, con el fin de examinar sus arterias coronarias.

De inmediato, fue trasladado a la Fundación Cardiovascular de Colombia, FCV, en Bucaramanga. Allí, el cardiólogo pediatra de la Institución inició con él un tratamiento de asistencia ventricular durante tres meses y medio que permitió mejorar su problema de hipertensión pulmonar para incluirlo en la lista de pacientes en espera por un corazón. Hasta abril del año pasado cuando fue sometido al procedimiento quirúrgico.

Eliana se dedica al cuidado de Yeison, no puede trabajar y su madre acompaña a su hija de nueve años en Barranquilla. Eliana espera las autorizaciones de los exámenes del menor para regresar a su ciudad natal.

La posición de Coomeva EPS y la Superintendencia de Salud

“Con respecto al caso de del menor Jeison David Campo, Coomeva EPS se permite informar que viene realizando el seguimiento al caso de Jeison con los médicos especialistas requeridos por éste, y en la actualidad, adelanta los trámites para la realización de las ayudas diagnósticas especializadas ordenadas por los médicos tratantes en la Fundación Cardiovascular de la ciudad de Bucaramanga”, indicó Coomeva a través de un comunicado enviado a la redacción de vanguardia.com.

El comunicado agrega que “finalmente, informamos que se ha establecido contacto con los familiares del paciente a fin de explicarles el debido procedimiento, reiterando que para nosotros es importante acompañarlo y garantizar la atención en salud que requiere”.

Por su parte, la Superintendencia de Salud aseguró que “ya recibimos el caso y haremos la respectiva gestión y verificación”.

Deja un comentario