Colombia: Denuncian que EPS retrasa tratamiento a niña con hipertensión pulmonar

Por SLHP

Una información difundida por Vanguardia.com da cuenta de la denuncia hecha por la madre de una niña con hipertensión pulmonar: la burocracia está retrasando sus tratamientos.

Mariana Lasprilla Corrales tiene poco menos de 2 años y nació con una cardiopatía congénita que le generó dificultades en su sistema respiratorio, por lo que ha permanecido la mayor parte de su vida internada en unidades de cuidados intensivos. El 23 de octubre de 2015 a la pequeña le realizaron una traqueostomía para facilitar su respiración y una gastrostomía para que se pudiera alimentar a través de una sonda.

Seguidamente, le practicaron una cirugía de corazón abierto el 10 de diciembre de 2015. Fue conectada a un ventilador mecánico en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica de la Clínica San Luis, donde permaneció 8 meses. También padeció una taquicardia supraventricular, que le produjo una hipertensión pulmonar severa, que hace que el lado derecho de su corazón se esfuerce más. A Mariana le implantaron un marcapasos el 31 de mayo de 2016. La madre de la menor, Yeni Corrales, asegura que desde entonces la EPS Coomeva ha negado los controles con el especialista en electrofisiología. “Se le puso el aparato y nunca han revisado si está funcionando bien”, afirma.

Mariana Corrales tiene menos de 2 años y padece hipertesnión pulmonar

La madre explica que su hija no recibe los respectivos controles porque la EPS no gira recursos a la IPS donde la menor es atendida. “Lo único que me dicen es que están en cotización. Hasta que Coomeva no pague por adelantado no la van a atender. Con ellos (EPS) todo son paños de agua tibia”.

En la niña persiste la hipertensión pulmonar. La madre señala que los médicos de neumología advierten que debido a que no hay un diagnóstico preciso de cardiología, no pueden realizar nuevos procedimientos. “Es probable que se inicie otro tratamiento con un medicamento delicado, pero no pueden avanzar hasta que no se conozca el estado real de mi hija Mariana”. Por esta razón, Corrales teme que la niña tenga que prolongar su dependencia a un tanque de oxígeno.

Ante los retrasos en los procesos, Yeni Corrales, narró que Coomeva dilató por varios días la autorización para sustituir la cánula que permite que el aire llegue a los pulmones de su hija. “Se debió cambiar hace 8 meses. La recomendación de los médicos es que se realice cada 3 meses”.

Corrales reconoce que en parte el retrasó se generó porque la bebé sufrió una recaída. Sin embargo, Mariana se recuperó y desde hace 2 meses la otorrino emitió la orden para reemplazarle la cánula.

La madre considera que la salud de Mariana se pudo complicar por este hecho, pues es susceptible a contraer infecciones. “Ya había sufrió una colonización de bacterias pseudomonas porque la cánula no fue cambiada a tiempo. Son muy agresivas. Fue tratada varios días con antibiótico. Me preocupa que se vuelva a infectar, porque tendrían que suministrarle medicamentos más fuertes”.

Mientras tanto, un vocero de Coomeva expresó que la EPS se va a comunicar con la madre de Mariana para revisar su caso.

Deja un comentario